¿Por qué dejé de usar Cinema 4D?

Algunos de ustedes se habrán podido fijar que mis últimos tutoriales de modelado 3D han sido hechos en Blender. También se habrán dado cuenta que no he subido nada nuevo en Cinema 4D. La verdad es que todo se debe a que he tomado la dura decisión de usar Blender como mi software de modelado principal.

No soy yo, Cinema, eres tu.

Una verdad innegable es que Cinema se está inclinando a complacer a su público más representativo, los motion designers. Con herramientas de simulación física para objetos suaves y rígidos, motores, resortes y otras cosas simpáticas. Deja de lado la mejora de aspectos fundamentales como el mapeado UV, que hasta donde sé no ha cambiado desde la versión 10. Y es verdad que Maxon tiene BodyPaint para esos asuntos, pero este es un módulo que se vende por un precio adicional.

No tengo nada en contra del motion design, pero la consecuencia de todo ese descuido es que herramientas de modelado poligonal se vayan retrasando en desarrollo versus programas como Maya, Modo y Blender que están mucho más avanzados en ese aspecto. Siendo mi área el modelado de personajes y objetos para juegos, simplemente me quedé fuera del grupo objetivo de Cinema 4D.

Por otro lado, las actualizaciones de Cinema se están volviendo muy frecuentes y poco novedosas. Al momento de escribir este artículo, se anunció R19, unos pocos cambios grandes con respecto a la R18 y una vez más principalmente orientados al motion design. Cosas que en mi opinión no justifican una nueva versión por precio completo, sino una actualización.

Y algo que no puedo dejar de mencionar. Algo que pocos quieren reconocer como un problema: la gran mayoría de usuarios hemos, en algún punto, trabajado con una copia pirata del programa (muchos nunca comprarán el software) Y eso no está bien, sea cual sea la excusa. Piratear juegos, programas, música, apps o películas no nos ayuda. Me atrevería a decir que es la razón por la que no hay crecimiento acelerado en la industria del entretenimiento latinoamericano, porque estamos acostumbrados a consumir todo gratis.

Queremos ganar dinero haciendo juegos, pero no los compramos, queremos tener una industria de cine pero vemos películas en algún sitio ilegal. Por eso, no puedo permitirme seguir usando software ilegítimo, no quiero seguir siendo parte del problema. Y aunque sea una transición difícil al inicio, de a poco voy encontrando alternativas al software de pago. El primer escalón es descartar Cinema, ya que simplemente no lo puedo pagar. Y un lema que me he grabado es: si no lo puedo pagar, no lo puedo usar.

En mi mundo ideal, Maxon ofrecería una copia lite de Cinema a unos $70 o $100 que no tenga tantos formatos de exportación, ni assets predefinidos, ni simulación compleja y un solo motor de render. Con todas las herramientas de modelado, mapeado UV y animación. Un sólo material PBR y quizá un sistema de partículas. Un render de video de máximo 1080p y sin opción para exportar a After Effects. Esta versión serviría para capacitar y enganchar a nuevos usuarios. Autodesk hace algo así con Maya LT ¿por qué Maxon no podría?

Hay alguien más…

Mover mi producción a Blender ha tomado un buen tiempo, no lo voy a negar. Hay cosas que Cinema hace mejor, pero a pesar de todo, el cambio vale la pena. Detallar todas las bondades y defectos de ambos programas merece un artículo aparte, pero quiero mencionar sólo un par de cosas.

La comunidad alrededor de Blender es una de las más activas y generosas que he visto. Entusiastas en compartir los nuevos desarrollos, en dar información a los que recién se integran. Algunos miembros de la comunidad tienen un background técnico impresionante y producen addons gratuitos con funcionalidades extremadamente útiles como Filmic Blender, Rigify, Sensei Format y muchísimos más.

El contacto que tienen los desarrolladores de Blender con los usuarios es algo que aún se me hace difícil asimilar. En realidad se siente como un grupo de amigos que experimentan con tecnología y la comparten con los demás niños del barrio. Los desarrolladores hacen live streams contando al público lo que han añadido, prueban en vivo, aparecen bugs en vivo, se ríen con los comentarios de la audiencia y se toman unas cervezas para amenizar. Es mágico.

Blender simplemente te deja trabajar. Es difícil de explicar pero Blender desaparece cuando estás trabajando. Con Cinema pasa lo contrario, uno puede sentir la interfaz interponiéndose en el camino, uno siente el peso en memoria, no sé, no lo puedo describir técnicamente, son sensaciones que surgen al trabajar.

Y repito, Blender es gratuito.

Jamás podré odiarte

Cinema 4D me ha dado mucho. He creado proyectos personales y para clientes. Me ha dado trabajo, amigos y satisfacciones. Las bases de este sitio web fueron construidas alrededor de Cinema 4D. Me ha permitido aprender sobre este mundo maravilloso del 3D. Le debo mucho a la herramienta, no puedo verla con desprecio.

¿Qué viene ahora?

Me da miedo tomar este nuevo camino, donde Cinema 4D es una herramienta secundaria. Viendo que las estadísticas del sitio me dicen que ustedes, mis amigos de artistas 3D, quieren más contenido sobre Cinema que de Blender. Vamos que mi post más visitado hasta ahora sigue siendo: 7 Herramientas de modelado indispensables en Cinema 4D

Pero este es un camino que quiero tomar, que sé que debo tomar por el bien de todos. Usar un programa accesible a más personas solo puede traer cosas buenas a futuro. Espero contar con el apoyo de quienes visitan constantemente el sitio y también espero que nuevos lectores encuentren algo útil en este sitio. Ya veremos a qué nuevas aventuras nos lleva este camino.